Newsletter


CONSUMER MEGATRENDS: LAS OPORTUNIDADES DEL FUTURO

Gentileza: Brands Mkt

Cada una de ellas puede dar origen a un gran negocio. Varias de ellas delimitan a un universo de consumidores. Todas, sumadas, definen una época.

 

CADA una de ellas puede dar origen a un gran negocio. Varias de ellas delimitan a un universo de consumidores. Todas, sumadas, definen una época:  son las Mega Trends de la consultora global EuroMonitor, con datos cerrados a septiembre 2017. Grandes tendencias que atraviesan la sociedad y que, traducidas al mundo del consumo, se resumen en cinco factores clave que explican cómo las personas hoy consumen, gastan, ahorran, viajan, preparan sus comidas, reaccionan a los cambios económicos y se adaptan a los hábitos digitales.

Millennials que están dejando de pagar por productos para gastar (a veces, cifras sorprendentes) por experiencias, gente de todas las edades que está revalorizando el tiempo libre, el nuevo mix de valor entre calidad y precio que está llevando a mucha gente a comprar menos cosas, pero de mayor calidad y precio, la omnipresencia de internet (y el nerviosismo que genera estar en lugares que no permiten conectarse), y el novedoso hábito de auto-monitorearse la salud, a veces mediante apps que permiten contar calorías, nivel de azúcar o hasta chequear la velocidad y consistencia de las pulsaciones cardíacas. Detrás de cada tendencia hay millones de decisiones de compra o consumo, y miles de oportunidades para marcas o empresas que sepan conectar con estas necesidades. A continuación, un repaso de lo más destacado que publica el informe de la consultora EuroMonitor.

Los millennials priorizan las experiencias, mientras todas las edades buscan tiempo para relajarse

Las crecientes preocupaciones ambientales, cambios en los símbolos del estatus cultural y la costumbre de compartir la vida a través de las redes sociales ha contribuido a que cada vez más consumidores busquen tener experiencias por encima de objetos, con la generación millennial a la cabeza. Para este segmento joven, buscar experiencias a menudo está vinculado a disfrutar viajes internacionales y vivir el deseo de sumergirse en la cultura local, en lugar de amontonado con otros turistas en hoteles de grandes cadenas y atracciones “for export”. Sin embargo, independientemente de la edad, al menos la mitad de los consumidores también quieren tiempo para relajarse mientras viajan y buscan destinos con un equilibrio de autenticidad cultural que brinden oportunidades para escapar del stress cotidiano.

Nuevo balance de compras: precios, calidad y la emoción de descubrir ofertas

Junto con el cambio hacia las experiencias, muchos consumidores también están tomando conciencia del “trade-off” para comprar menos, pero de mayor calidad (y, a menudo, más caro). Esta es particularmente cierto de los consumidores conectados a Internet en América Latina y en mercados emergentes.  Sin embargo, a menudo la alegría de hacer buenos negocios se compensa con la decisión de reducir compras y enfocarse en elegir productos sólo de alta calidad. Más de un tercio de los consumidores globales disfrutan visitando centros comerciales y recorriendo tiendas, incluso cuando no necesitan comprar nada, y una cuarta parte de los consultados informa que hace compras impulsivas.

Contar con conexión full-time ya no es optativo: se volvió indispensable

El acceso omnipresente a internet ya no es opcional en la vida diaria. Dado que las actividades de Internet -especialmente las móviles- invaden cada área de la vida, muchos consumidores se sienten perdidos al hallarse sin acceso a internet, y sin embargo se esfuerzan por equilibrar la “vida real” con el tiempo que pasan en línea. Los consumidores globales que informan estar más estresados por Internet también son los que usan la red al máximo, recurriendo a sus teléfonos por al menos ocho actividades diferentes cada día.

Los consumidores empiezan a monitorear su propia salud

Las personas empiezan a adoptar hábitos que les ayudan a controlar parámetros de su propia salud, gracias a tecnología wearable, recursos en línea ilimitados y conocimientos sobre salud cada vez mayores, que se unen para hacer que sea más fácil para los consumidores tomar el control de su fitness, nutrición y bienestar general. En efecto, aquellos consumidores con mayor educación -particularmente universitarios- son líderes en investigación en salud y auto-monitoreo. El control del peso sigue siendo la variable de salud más controlada independientemente del nivel educativo, pero en los últimos años más consumidores han recurrido a las aplicaciones de salud y fitness, ya sea en un smartphone o en un dispositivo portátil por separado, para ayudarlos en su búsqueda de pérdida de peso, alimentación saludable y mejores niveles de bienestar físico.

La eficiencia, factor crucial cuando se cocina en el hogar

La eficiencia es un tema crítico a la hora de preparar comidas, especialmente entre los jóvenes. Con la competencia de la familia, el trabajo y las actividades personales, no sorprende que la cocina y la preparación de las comidas se pierda por el camino para muchos consumidores, que luego recurren a comidas preparadas, comida para llevar y entrega. Esto es especialmente cierto para Gen Z y jóvenes millenials menores de 25 años.

Los “kits de preparación de comida” han surgido para responder a la necesidad de los consumidores, especialmente aquellos en sus 20 y 30 años, que prefieren no gastar tiempo en actividades no culinarias, pero que también reconocen los beneficios de cocinar en casa. Las soluciones de comida más exitosas también incluyen ingredientes premium e información nutricional disponible, ya que casi un tercio de los consumidores dicen leer detenidamente las etiquetas de nutrición.  Cuando se preguntó por las razones por las que elegían comidas preparadas, el 26% de los menores de 25 años aseguró que lo hace porque desea pasar menos de 15 minutos preparando la cena.

VOLVER